Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies; si no la acepta abandone nuestra web y elimine las posibles cookies ingresadas. Acepto la política de cookies

Asociación de Personas con Discapacidad Virgen de Consolación

Noticias

EL CERMI PROPONE QUE EL RECONOCIMIENTO DEL GRADO DE DISCAPACIDAD Y DEPENDENCIA SEA COMPETENCIA DE LA JURISDICCIÓN SOCIAL02/03/2011

EL CERMI PROPONE QUE EL RECONOCIMIENTO DEL GRADO DE DISCAPACIDAD Y DEPENDENCIA SEA COMPETENCIA DE LA JURISDICCIÓN SOCIAL

El sector social de la discapacidad, representado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), ha planteado sus propuestas al proyecto de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social, en trámite en el Congreso, con el objetivo de dar seguridad jurídica a la inclusión de los actos de reconocimiento del grado de discapacidad y dependencia por la vía social.

El Cermi explica en una nota que lo que se busca es una coherencia en la organización de los órdenes jurisdiccionales, siendo la jurisdicción social el orden competente en relación al control judicial de los actos administrativos de la Seguridad Social, así como del reconocimiento del grado de discapacidad o de dependencia, y no la jurisdicción contencioso-administrativa, como ocurre hasta ahora.

Asimismo, el Cermi considera conveniente lograr ?la mayor congruencia y armonización posible de las decisiones jurisdiccionales?, al tiempo que exige ?una mayor celeridad para los procedimientos en el orden social, por cuanto afectan a derechos sociales cuya satisfacción efectiva requiere rápida respuesta judicial?.

De lo contrario, añade, ?se frustraría la propia finalidad de la ley, que es atender situaciones de necesidad, en muchos casos de personas cuya esperanza de vida puede ser limitada, por razón de edad avanzada, que precisa ser satisfecha de forma casi inmediata y personal?.

El Cermi expone que "ir a la jurisdicción contencioso-administrativa supone esperar de 4 a 5 años a la resolución definitiva, mientras en la jurisdicción social el periodo de tramitación para cuestiones no urgentes, que habitualmente no llega a un año, el procedimiento es breve y se regula en un solo acto".

Para el comité, es cuestión de "justicia social", ya que, según afirma, "la justicia que no llega es justicia que no sirve". "De acuerdo con el Sistema de Información del SAAD, el 79,38% de los solicitantes de valoración de la situación de dependencia tiene más de 65 años de edad; y el 53,02% son personas mayores de 80 años".

Por ello, "las personas que recurren, en vía contencioso-administrativa, una solución de valoración de la situación de dependencia, tienen una esperanza de vida media bastante reducida (no más de tres años si son hombres, y no más de cuatro años si son mujeres), que hacen que el tiempo medio de resolución de los recursos en esta jurisdicción no les garantice el disfrute en vida de los resultados de su reclamación".

Por otra parte, aunque el proyecto de ley no excluye expresamente el acto administrativo de reconocimiento del grado de discapacidad de la jurisdicción social, el Cermi también propone ?dar seguridad jurídica a la inclusión de estos actos?, ya que, según el comité, "existen dudas sobre la interpretación que los tribunales pueden dar en un futuro al artículo de la ley que excluye expresamente los actos administrativos de asistencia y protección social públicas".El sector social de la discapacidad, representado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), ha planteado sus propuestas al proyecto de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social, en trámite en el Congreso, con el objetivo de dar seguridad jurídica a la inclusión de los actos de reconocimiento del grado de discapacidad y dependencia por la vía social.

El Cermi explica en una nota que lo que se busca es una coherencia en la organización de los órdenes jurisdiccionales, siendo la jurisdicción social el orden competente en relación al control judicial de los actos administrativos de la Seguridad Social, así como del reconocimiento del grado de discapacidad o de dependencia, y no la jurisdicción contencioso-administrativa, como ocurre hasta ahora.

Asimismo, el Cermi considera conveniente lograr ?la mayor congruencia y armonización posible de las decisiones jurisdiccionales?, al tiempo que exige ?una mayor celeridad para los procedimientos en el orden social, por cuanto afectan a derechos sociales cuya satisfacción efectiva requiere rápida respuesta judicial?.

De lo contrario, añade, ?se frustraría la propia finalidad de la ley, que es atender situaciones de necesidad, en muchos casos de personas cuya esperanza de vida puede ser limitada, por razón de edad avanzada, que precisa ser satisfecha de forma casi inmediata y personal?.

El Cermi expone que "ir a la jurisdicción contencioso-administrativa supone esperar de 4 a 5 años a la resolución definitiva, mientras en la jurisdicción social el periodo de tramitación para cuestiones no urgentes, que habitualmente no llega a un año, el procedimiento es breve y se regula en un solo acto".

Para el comité, es cuestión de "justicia social", ya que, según afirma, "la justicia que no llega es justicia que no sirve". "De acuerdo con el Sistema de Información del SAAD, el 79,38% de los solicitantes de valoración de la situación de dependencia tiene más de 65 años de edad; y el 53,02% son personas mayores de 80 años".

Por ello, "las personas que recurren, en vía contencioso-administrativa, una solución de valoración de la situación de dependencia, tienen una esperanza de vida media bastante reducida (no más de tres años si son hombres, y no más de cuatro años si son mujeres), que hacen que el tiempo medio de resolución de los recursos en esta jurisdicción no les garantice el disfrute en vida de los resultados de su reclamación".

Por otra parte, aunque el proyecto de ley no excluye expresamente el acto administrativo de reconocimiento del grado de discapacidad de la jurisdicción social, el Cermi también propone ?dar seguridad jurídica a la inclusión de estos actos?, ya que, según el comité, "existen dudas sobre la interpretación que los tribunales pueden dar en un futuro al artículo de la ley que excluye expresamente los actos administrativos de asistencia y protección social públicas".

volver
  •  

Compartir:

Twitter


Como usar la web | Politicas de Privacidad | Mapa Web
Asociación de Personas con Discapacidad Virgen de Consolación
Plaza de Bailén, 19 41710 Utrera (Sevilla) · T/Fax 955 867 574 · apdis@apdis.es
  Licencia Creative Commons  Diseño



El contenido de esta pagina requiere una version mas reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player